1/1


Una vez soñé, contigo el cielo alcanzar…

Una vez creí, contigo las estrellas tocar…

 

   Mi madre me llevaba en sus brazos, era muy tarde en la noche, mi padre conducía velozmente, yo sólo levantaba la mirada para ver el reflejo de las luces que parecían estrellas fugaces pasando sobre nosotros, me preguntaba cómo llegué a este mundo, siendo muy pequeño no entendía muchas cosas a mi alrededor, pensé que quizás llegué como una de esas estrellas que parecían  desvanecerse en el infinito, es extraño tratar de traer a la memoria mi primer recuerdo de niño, porque de alguna forma, me siento vulnerable y un poco nostálgico al darme cuenta que la pureza de mi alma y la inocencia de mi ser, se han ido desvaneciendo, al igual que aquellas estrellas que recuerdo tan claramente.

 

 

Olvida las fronteras,

rompe las cadenas que te impidan

alcanzar tu libertad,

ya no hay límites

corre tras tus sueños

convirtiéndolos en una realidad.

 

   Crecí en un entorno lleno de amor, mis padres se encargaron de hacer mi infancia muy feliz y han tratado por sobretodo de protegerme a tal punto que he vivido gran parte de mi vida sin mayores preocupaciones, ni grandes problemas…  he vivido mucho tiempo en una burbuja de cristal, que reventó más tarde de lo habitual, pero al igual que las burbujas de jabón, mi burbuja se elevó a tal punto que al momento de reventarse se sintió como haber caído desde lo más alto del cielo, estrellándome fuertemente contra el mundo real…

 

Ha llegado el momento

de expresar como me siento…

abriendo mis alas y volar

a este mundo nuevo…